Nuestro Blog

Símbolo de Ladrones para robar casas o viviendas

¿Sabías que los ladrones usan algunos símbolos para los robos? Si como lo escuchas y aquí te daremos una información interesante que puede ser destacada en todo momento.

Es importante destacar que existen una variedad de símbolos para los ladrones para poder robar un determinado inmueble, se deben destacar ciertas características en todo momento para que de una u otra forma todo sea como se desea.

Los ladrones no son tonto en ningún momento, ellos tienen también sus propios símbolos que expresan en un determinado momento algún tipo de actividad en específico, aquí te mencionaremos algunos de esos aspectos que se pueden ir observando de una u otra forma.

X significa un buen objetivo cumplido, luego cuando hay cuadrados con rectángulos que hay perros, los círculos es para tener cuidado con policías, las W libre de noche, la D domingo libre, cuando hay un triángulo significa mujer sola.

Cuando existe una especie de cuna significa que existe una mujer que vive sola y que muchas veces hay una oportunidad en donde se puede robar sin haber demasiado riesgo, también hay por ejemplo la X que significa que un ladrón puede robar sin demasiados problemas, la D muestra que la vivienda está libre y así sucesivamente.

Todas estas marcas hacen que se examine la vivienda de una forma u otra, es importante destacar que estos símbolos son pequeños son menos de un centímetro, y tienen varias características predominantes, muchas veces ponen marcas de 3 círculos que significa que están dispuestos para robar, luego una especie de barco que significa mujer sola, por ahí existe otro símbolo que requiere de rayitas como I en donde se expresa que es inútil insistir.

Los ladrones a medida que pasa el tiempo, cada vez se modernizan más con diferentes técnicas y hacen que a su vez se tomen las medidas necesarias para establecer en determinado momento varias situaciones.

También es fundamental contratar a una empresa de seguridad para que sea capaz de colocarte una alarma en donde puedas tener mayor seguridad y confort en donde vives, esto te garantizara que todo vaya evolucionando a medida que el tiempo y las cosas van pasando.

Todos estos códigos juegan un papel fundamental a medida que el tiempo va pasando y pueden repercutir o no en una decisión determinada, todo depende del aspecto en que se mire, que se espera que sea lógico y objetivo para poder desarrollarse.

Los expertos a su vez recomiendan que siempre se deba tener precaución ante los grandes desafíos que se puedan ir encontrando. Las autoridades siempre te van alertar de todas las marcas que usan este tipo de personal a medida que el tiempo va pasando, es importante saber administrar y manejar toda esta información sobre el estado de la vivienda.

Las marcas también son capaces de marcar un objetivo particular que requiere de un sistema de seguridad confiable a medida que pase el tiempo para buscar otras casas que estén desprotegidas en un momento dado, todo esto es bueno tenerlo en cuento.

¿Cómo impedir robos en vacaciones?

La época que los ladrones escogen para cumplir su propósito es precisamente en vacaciones, ya que estos se sentirán mucho más cómodos al saber que estarán solos. Para evitar esto mientras disfrutas de tus días libres, será necesario que tomes en cuenta algunas recomendaciones que se muestran a continuación:

Evitar divulgar el viaje

Es imprescindible que los ladrones no sepan que estas de viaje vacacional. Una buena idea es pedir a alguien de confianza que provoque cambios en la casa, como: encender y apagar luces, bajar y subir persianas cada día, retirar las correspondencias del buzón.

Algunos ladrones son tan astutos que colocan trampas para confirmar la ausencia de los habitantes en la casa. Por ejemplo: colocan objetos que no se aprecian a simple vista por donde deberían pasar las personas, si al regresar al siguiente día aún están allí, es porque obviamente no hay fluencia de personas, por lo que suelen planear sus fechorías.

Evita publicar en redes sociales lo que haces, ya que por mala suerte estos sujetos no se excluyen de tal información.

Colocar un temporizador de luces

De no tener a un vecino o amigo que encienda las luces de noche y las apague de día, se recomienda colocar un temporizador de luz, programado según cierta cantidad de horas, así dará la impresión de que hay alguien en la vivienda, y aparten los planes de robar. Los mismos son de fácil instalación y programables por lapsos de tiempos, además de que las lámparas gastan muy poco para el efecto encontrado, esto es, presencia de personas.

Mantener comunicación telefónica con el vecino

Es imprescindible llamar continuamente al vecino, ya que así estará más pendiente y te mantendrá informado de algún evento inesperado, aunque esto sea el fin del disfrute vacacional. Pues no te quedará de otra que regresar a casa para ver lo ocurrido y solventar la situación, evitando dejar todo a cargo del amigo.

Evitar dejar cosas de valor en la casa

Nunca estamos preparados para un robo, el día menos esperado ocurre. Para evitar lamentar grandes pérdidas se recomienda no dejar tanto dinero ni prendas costosas. Es recomendable guardar el dinero en banco y dejar solo lo necesario, las otras cosas de valor si son pequeñas podrás guardarlas en sitios estratégicos o en caja fuerte.

Utiliza buenos sistemas de seguridad

Cuando salgas de casa asegúrate de cerrar bien la puerta. Hoy en día se está empleando mucho las cerraduras invisibles, muy prácticas ya que el ladrón no podrá abrir la puerta debido a que no son manejables desde el exterior. Este sistema está dando buenos resultados por lo que te lo recomendamos con toda confianza.

Otra buena acción es tener alarmas de seguridad, esto a simple vista aleja a los ladrones, aunque los que son experimentados ya saben cómo evitar que se activen.

¿Qué hacer después del robo?

Por ninguna razón deberás entrar solo a la vivienda para evitar ser golpeado por el ladrón, en caso de estar aún adentro. Llama a la policía, para que busque huellas y evidencias. Trata de no tocar nada, esto ayuda a que se mantengan las pruebas necesarias para la investigación.

Después que la policía te permita pasar la imagen de tu casa robada no se te olvidará, es algo muy desagradable. Pero debes reponerte y ordenar todo y recuperar lo que puedas, no debilitarte, seguir adelante, pasar la página. Será bueno poner la denuncia, especificando las cosas faltantes. De poseer un seguro contra robos, estos deberán pagar las cosas robadas, aunque estos tienen sus limitaciones en algunos casos.

Las partes de una cerradura

Hay veces que a la hora de llamar a un cerrajero no sabemos explicar bien lo que le sucede a nuestra cerradura porque no conocemos las diferentes partes que la forman. Por eso te invitamos a que las descubras a continuación.

Existen dos tipos de cerraduras principalmente siendo la cerradura embutida una de las más utilizadas. Esta cerradura se instala en el interior de la puerta por lo que solo se ve la parte en la que se mete la llave para abrir la puerta. Resultan muy cómodas y bastante seguras dependiendo del modelo que se elija. Las otras cerraduras son las de sobreponer y destacan por ir sobrepuestas sobre la puerta, quedando a la vista. Existe una enorme variedad de este tipo. También hay que tener en cuenta que un cerrojo no es lo mismo que una cerradura de sobreponer, ya que el primero tiene un pasador de seguridad y muy resistente, además de contar muchas veces con una cadena para que la puerta ofrezca la seguridad necesaria ante un robo.

Partes de una cerradura

Las principales partes de una cerradura es el frontal, que es la zona visible que se puede ver en el canto de la puerta. Los tornillos que aquí se encuentran se encargan de sujetar el bombín y la cerradura para que no se caigan.

Por otra parte el resbalón es la pieza que se encuentra en el frontal y que entra y sale. Esta pieza se mete en la cerradura cuando se baja el manillar de la misma o se mete la llave para girar el cilindro. Gracias a que se retrae, se puede abrir la puerta.

Los bulones o paletones, son las piezas que están en el interior de la caja y que se retraen para que la cerradura se pueda abrir. Solo funciona cuando se mete la llave para abrir la puerta. Si se quiere cerrar la puerta, los bulones salen hasta que se vuelva a meter la llave para abrirla.

El bombín, también conocido como cilindro o bombillo, es una de las piezas más importantes de una cerradura, ya que es donde se mete la lave para accionar el mecanismo. Gracias a ello la cerradura cierra y abre la puerta. Si se estropea no es necesario cambiar toda la cerradura, bastará con cambiarlo. Existen varias versiones, siendo la de europerfil una de las más usadas hoy en día, aunque también se pueden encontrar otras como ovalados o redondos.

La manilla o pomo es la pieza que hay que bajar o pulsar para abrir una puerta y se encuentra presente en todas las puertas tengan o no cerradura. El cerradero por otra parte es donde está el resbalón siendo una placa de hierro sujeta a la cerradura.

La bocallave es una pieza que solo tienen las cerraduras que no cuentan con un bombín y es el lugar donde se mete la llave para abrir la puerta.

Diferentes tipos de llaves

Existen diferentes llaves en el mercado dependiendo de la cerradura. Las llaves clásicas con las menos usadas ya que son muy grandes e incómodas de llevar. Las llaves de serreta o de sierra, es la variedad que más se usa y destaca por contar con un borde dentado que permite abrir la cerradura.

Otra opción es la llave de seguridad que se usa sobre todo en las puertas blindadas. Sobresale por sus bordes rectos y hendiduras. La llave de pompa es parecida a la de paleta y destaca por tener dientes en los dos lados de la llave. La de paleta se usa es las cerraduras de borjas que a su vez se utilizan sobre todo en las puertas acorazadas.

Las llaves cruciformes tienen una espiga con forma de cilindro en su centro y son bastante largas generalmente. Dependiendo del modelo cuenta con más o menos dientes y a veces tiene forma de cruz.

Aunque estas son las variedades principales de llaves a día de hoy en el mercado, hay que recordar que hay muchas otras aunque menos comunes, como por ejemplo la llave electrónica que se está poniendo bastante de moda últimamente.